domingo, 4 de enero de 2009

HOMILÍA PARA EPIFANÍA 2009

REFLEXIÓN SOBRE LA EPIFANÍA.
Una luz nos ha guiado y nos hemos encontrado para formar un solo pueblo, una comunión de vida, respetando nuestras diferencias, muy unidos con los sentimientos de respeto al hombre, no es en la uniformidad que está la hermosura de las cosas sino en la diversidad y armonía. Los creyentes en Cristo Jesús desde su muerte y resurrección hemos comprendido el gran misterio o sacramento que hay en todo hombre, que lleva esculpida en su vida la imagen de Dios. No, no hay fronteras para la fe en Cristo. No hay otro obstáculo que impida al hombre aceptar a Cristo como norma de su vida, que su propio pecado, pero este también es superado por la gracia de Cristo. Todo hombre que con sinceridad busca la verdad y se deja guiar por sus destellos, esta luz un día más o menos lejano, más o menos cercano, esta luz le iluminará y descubrirá una realidad más profunda que la que puedan tocar nuestras manos científicas, una realidad que está muy por encima de todos los cálculos humanos y que es la realidad de Dios, que quiere estar cerca del hombre, aunque muchos hombres vivan como si Dios no existiera. Si el hombre tiene la valentía de seguir los destellos de la luz de Dios que salen de la historia y de las realidades terrenas podrá descubrir a este Dios que respeta profundamente al hombre en su libertad, y que no lo violentará en nada, es cada uno, cada hombre en su libertad que tendrá que ponerse en marcha, seguir la estrella y aceptar, o rechazar la realidad a que ella le ha guiado. Es maravilloso eso de seguir a Cristo. Es maravilloso eso de sentirse hermano de todo hombre. Es maravilloso eso de que Dios, en Cristo, nos haya manifestado el gran valorn que tiene el ser humano. Ser cristiano es tener a Cristo como norma de vida, es seguir a Cristo, y esto no está reservado a una nación, o un pueblo, sino que somos hombres y mujeres, niños y adultos de todos los pueblos que podemos descubrirle y seguirle. La fe en Cristo, en Dios hecho hombre, no tiene fronteras. Dios hecho hombre, para que el hombre descubra en el hombre a Dios. Dios que se da e invita al hombre que sólo dándose encontrará la plenitud y sentido de su vida. En los Magos de Oriente estamos simbolizados todos. Todo ser humano puede dedscubrir la estrella y decidirse a seguirla. Ella le puede llevar al núcleo fundamental de la fe, que es la muerte y resurrección de Cristo Jesús.
P. Miquel Bonet Nicolau C.R.

1 comentario:

Tu Agenda Musical dijo...

¡Una Feliz Fiesta de Epifanía!
Con mucho cariño, te invito a escuchar un episodio especial dedicado a
La Fiesta de la Epifanía del Señor
32 minutos durante los cuales compartiremos villancicos, una interesante reflexión con la presencia del Padre Roberto Mena, algo sobre la Navidad Rusa que se celebra también esta semana y mucho más...
Jesús te ama y María también.
Luisa desde Perú.
Lo puedes escuchar, descargar y/o suscribirte en: http://levantateysalacaminar.podomatic.com
“God is shining forth in the most unwanted and unsuspected places…” St. Anthony Messenger